3 claves para aprender a trabajar bajo presión.

La presión en el trabajo puede hacernos experimentar problemas físicos y psíquicos. Muchas personas se sienten cómodas trabajando bajo presión otras sin embargo pueden sufrir bastante estrés. Las primeras seguro que han aprendido a gestionar la presión en el trabajo. En este artículo te damos algunas claves para aprender a trabajar bajo presión.

El trabajo bajo presión se realiza mediante una gran carga de trabajo en un tiempo limitado, manteniendo la eficiencia y productividad con el menos número de errores.

mann-under-time-pressure-clock-face-20298537Las personas que se sienten cómodas trabajando bajo presión han aprendido a gestionar el estrés, organizarse y cumplir los plazos de entrega.

Para otras muchas personas está forma de trabajar puede ser un verdadero infierno que les lleva a problemas físicos y psíquicos graves como el estrés crónico.

Sin embargo, trabajar bajo presión no tiene por qué ser negativo si se gestiona bien. El trabajo bajo presión hace que nos centremos más en lo que estamos haciendo, saca nuestra creatividad y proactividad.

Te damos algunas claves para aprender a trabajar bajo presión, gestionando el estrés y obteniendo buenos resultados:

  1. Mantener el control: trabajar bien bajo presión implica aprender a dominar las emociones. Es imposible pensar con claridad si nos dominan las emociones. Hay que transformar el estrés y los nervios en energía positiva y útil para ser resolutivos. Hay que pensar que se puede lograr.
  2. Evaluar la situación: Una vez que tus emociones estén controladas tienes hay que evaluar la situación antes de actuar. Si se controla que hacer en cada momento se evitan errores y se aprovecha el tiempo al máximo. Establecer una lista jerárquica de las actividades a realizar.
  3. Establecer un plan: Una vez controladas las emociones y la situación es el momento de actuar. Un consejo es tener el plan apuntado a modo de guía para llevar a cabo he ir anotando todos los objetivos que se vayan alcanzando.

portada

En los entornos de trabajo los empleados se pueden dividir en los que prefieren trabajar con tranquilidad y los que les gusta trabajar bajo presión.

Si eres de los primeros pero los plazos de entrega se vuelven urgentes, esperamos que estos prácticos consejos para aprender a trabajar bajo presión te ayuden.